El camino hacia la victoria: la creación de Fortnite

Fortnite fue anunciado en 2011 en los Spike Video Game Awards, donde Cliff Bleszinski (director de diseño de Epic en ese momento) subió al escenario y presentó un tráiler para su nuevo juego. Epic Games sólo había trabajado tres semanas en el juego y estaba previsto convertirse en un tipo de proyecto creativo o un “sandbox” sin restricciones. Bleszinski quería que Fortnite fuera una alternativa válida a Gears of War, con un mundo colorido y atractivo, en contraste con su anterior juego. Sin “desnudos”, tal como lo ha dicho. El tiempo pasó y no oímos mucho sobre el juego hasta 2012 cuando en la Comic-Con de San Diego, Epic Games y Cliff Bleszinski anunciaron que Fortnite sería un juego exclusivo para PC y que sería desarrollado utilizando el motor de juego Unreal 4. Sin embargo , los creadores volverían atrás en esta decisión unos meses después al anunciar que estarían pensando en diferentes formatos.

El desarrollo de Fortnite fue dividido por diversos estudios, incluyendo el equipo polaco People Can Fly (Bulletstorm), que más tarde cambiaría su nombre a Epic Games Poland, para caer en línea con su empresa matriz. Sin embargo, el desarrollo del juego era lento y demasiado caro. La industria de los videojuegos empezó a moverse a un modelo más corporativo, donde las grandes empresas que financiaban los juegos tendrían un mayor margen de beneficio en la forma de expansiones y artículos cosméticos pagados por los jugadores. Tencent compró una gran cantidad de acciones de Epic Games, lo que resultó en la salida de grandes nombres de la empresa, incluyendo a Cliff Bleszinski. Ahora que Tencent poseía una gran porción de Epic Games, el desarrollo se hizo aún más lento, pues la empresa quería enfocarse en la creación de juegos con el objetivo de obtener altas fuentes de ingresos. Fortnite no se enmarca en esta realidad, y como tal Epic comenzó a desarrollar diversos formatos que iban contra los pensamientos de Tencent en lo que se refiere al desarrollo de juegos ya la sostenibilidad financiera de los mismos.

El camino hacia la victoria: la creación de Fortnite

Cliff Bleszinski llegó a anunciar Fortnite, pero salió de Epic poco después.

Fortnite estaba totalmente jugable en 2014, pero pasarían tres años más hasta que el juego vea la luz del día. Epic Games efectuó una serie de pruebas beta para asegurarse de que el concepto creado junto con Tencent resultaba. Vale la pena mencionar que el juego fue desarrollado al mismo tiempo que Paragon (que está siendo cerrado), anunciado en el otoño de 2015. Sin embargo, Epic Games eligió enfocar su atención en este último, lo que hizo que Fortnite acabara de nuevo en la lista de espera. En 2017, se efectuó una declaración que decía que Fortnite sería lanzado en 2018 en todas las principales plataformas, ya pesar de que el juego entró en el acceso anticipado en la primavera de 2017, no fue bien recibido. La comunicación sobre los fundamentos del juego no era muy clara y la interfaz era innecesariamente complicada, lo que alejó a una gran parte de los jugadores. En otras palabras, no fue el éxito que los creadores anticipaban.

A principios de 2017, se lanzó un pequeño juego llamado PlayerUnknown’s Battlegrounds. ¿Ya habrán oído hablar de él, no? Un llamado juego de “Battle Royale” del equipo coreano de Bluehole, con claras influencias de la película japonesa con el mismo nombre. Una enorme cantidad de jugadores salta hacia una gran isla con un único objetivo: sobrevivir. PlayerUnknown’s Battlegrounds no fue ciertamente el primer juego de este género, pero fue el juego que lo hizo tan grande como hoy se encuentra. Fue un enorme éxito de ventas el año pasado y se hizo difícil entender cuán grande sería. Se habló en todas partes y reunió a millones y millones de jugadores.

La popularidad de PlayerUnknown’s Battlegrounds tuvo gran influencia en Fortnite.

En forma de respuesta a PlayerUnknown’s Battlegrounds, Epic Games comenzó a analizar más de cerca el título de Bluehole y pensar en cómo desarrollar un concepto similar con su propio título y todas sus cualidades. A finales de septiembre de 2017 sería entonces lanzado en Fortnite un modo de Battle Royale, pero a diferencia de PUBG este sería lanzado en el PC, en la PS4 y en la Xbox One … y sería gratuito. Sí, era posible entrar en este modo excitante a Fortnite sin gastar un solo céntimo. Su adversario costaba 29,99 € en la versión de Steam.

Este vuelto de Epic Games fue una gran noticia. El CEO de Bluehole, Changhan Kim, se mostró muy preocupado y molesto por el hecho de que Fortnite se asemejara bastante a su juego, y sus preocupaciones iban mucho más allá del género. También estaba relacionado con el hecho de que Bluehole usar el motor de juego Unreal 4 en PUBG, teniendo que pagar una gran cantidad a Epic todos los meses. Pero no quedó por aquí, habiendo surgido en línea al final del año material promocional por parte de Epic que usaba PlayerUnknown’s Battlegrounds (y H1Z1) en una comparación con su propio juego. Esto fue enteramente por iniciativa propia de Epic, sin que los estudios hubieran discutido el asunto. Esto hizo que Changhan Kim se quedara aún más aburrido y en una entrevista con la PC Gamer dijo que Epic Games había hecho una figura ridícula. Durante este período hubo también una amenaza de apertura de un proceso jurídico por parte de Bluehole, pero nada de eso sucedió. Hoy parece estar todo lo más tranquilo entre los creadores.

Es fácil llamar oportunista a Fortnite ya que el juego cabalga en la onda popularizada por PlayerUnknown’s Battlegrounds. Pero tenemos que tener en cuenta que el proyecto comenzó como un “sandbox” creativo, donde la ambición era la de probar nuevas ideas, y podemos contar con la aparición de cada vez más juegos de este género en el futuro. La fórmula rígida de Call of Duty ya no es un concepto sostenible para los creadores. Funcionó perfectamente hace ocho años, pero hoy es necesario mucho más para crear un título multijugador divertido.La fórmula de Fortnite (Battle Royale) parece tener más éxito que otros géneros en línea.

Deja un comentario